Los 5 beneficios de consumir productos canarios de temporada

Los 5 beneficios de consumir productos canarios de temporada

Cuando consumes productos canarios de temporada obtienes alimentos más saludables, más económicos y más respetuosos con el medioambiente. En este artículo te explicamos por qué.

Cuando adquieres alimentos de temporada cultivados localmente obtienes productos más sabrosos, más frescos y más económicos que los de importación, que normalmente están disponibles durante todo el año.

Las frutas y hortalizas de proximidad, recolectadas en su punto de madurez y comercializadas inmediatamente, cumplen con los principios del movimiento internacional slow food en contra de la estandarización del gusto, en tanto que son alimentos sanos, gustosos, limpios y justos.

Seguro que en algún momento te has encontrado plátanos, aguacates o peras todavía verdes. Generalmente, cuando vemos este tipo de productos en los lineales podemos deducir que no han seguido su ciclo natural. En su lugar, han sido recolectados antes de tiempo para que puedan recorrer largas distancias y pasar mucho tiempo en cámaras de maduración.

En pocas palabras, las frutas y verduras locales y de temporada son alimentos que se han cultivado cerca de ti y cuya comercialización se produce en su periodo óptimo de maduración. Descubre todas sus ventajas en las siguientes líneas.

1. Consumes alimentos más seguros y saludables

Elegir de manera adecuada lo que ingerimos tiene una consecuencia directa en nuestra salud. Los alimentos ecolocales están libres de residuos tóxicos, como conservantes, colorantes, fertilizantes químicos o pesticidas, por lo que se eliminan muchos de los riesgos asociados que pueden influir en el desarrollo de ciertas enfermedades.

En su lugar, la agroecología utiliza fertilizantes naturales con una mayor presencia de antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales, que ayudan a nuestro organismo a asimilar mejor los alimentos y a facilitar su digestión.

Conocer y comprender el origen de aquello que comemos es indispensable para llevar una vida sana. Por esta razón, seleccionar alimentos procedentes de la agricultura ecológica no solo es más saludable, sino también más seguro ya que utiliza un sistema de trazabilidad. En concreto, el Reglamento 2018/848 del Parlamento Europeo y del Consejo es el encargado de regular su control desde el campo hasta el lineal.

2. Obtienes más nutrientes con productos más sabrosos

Respetar el ciclo natural de producción de los alimentos repercute positivamente en las frutas y las verduras que consumimos. El hecho de que maduren de manera natural y se recolecten en el momento idóneo, no solo potencia su sabor, aroma, color, textura y frescura, sino que también hace posible que conserven todas sus propiedades nutricionales.

Al igual que nosotros, las especies vegetativas responden ante las variaciones climáticas y existe una relación directa entre los productos que se recolectan en cada época y lo que necesita nuestro organismo.

Por un lado, incrementan sus valores organolépticos (color, sabor, olor y textura) y sus concentraciones nutricionales. En estudios de comparación de alimentos, Raigón (2007) concluyó que los productos ecológicos:

  1. Tienen un contenido más elevado de materia seca.
  2. Son más ricos en vitaminas (vitamina C, en particular).
  3. Están más equilibrados en proteínas, oligoelementos y minerales (hierro, magnesio, calcio, etc.).

Y, por otro lado, existe una conexión entre esos aspectos nutricionales estacionales y lo que demanda nuestro organismo en cada momento. Por ejemplo, durante la época estival nuestro cuerpo necesita hidratarse con más frecuencia para paliar el calor siendo las frutas de temporada las más ricas en agua. En otoño e invierno, en cambio, las producciones de temporada suelen tener un mayor peso calórico para resistir las bajas temperaturas.

3. Ayudas a frenar el cambio climático

Los alimentos ecolocales son beneficiosos para el medioambiente en todas sus etapas, desde su siembra hasta su venta. La producción agroecológica busca impulsar las variedades locales y de temporada, respetar la biodiversidad agrícola y los ecosistemas y generar un efecto positivo sobre el cambio climático.

Al promover un modelo de cercanía, la huella de carbono de estos productos se reduce porque la cadena de transporte es más corta. Teniendo en cuenta la condición de lejanía que se da en Canarias, todos los productos procedentes de fuera generan grandes emisiones de gases por traslado. Consumiendo alimentos de aquí, apoyamos la sostenibilidad y la biodiversidad de nuestras islas.

4. Ahorras mientras apoyas la economía local

Comprar productos ecolocales tiene grandes efectos positivos sobre las personas agricultoras, los comercios que venden estas producciones y sobre el conjunto de actividades relacionadas directa o indirectamente con la agricultura que se desarrollan en nuestro territorio, como las empresas que venden insumos para el cultivo.

Además, el camino de la huerta a nuestras casas pasa por menos manos al no tener que hacer frente al elevado coste que supone el transporte, lo que permite ajustar el precio de cara al consumidor y, al mismo tiempo, el agricultor tiene más ganancias.

De esta manera, además de impulsar y fortalecer nuestro entorno más cercano reactivando la economía y el empleo local, también adquirimos alimentos de temporada a un precio más económico porque su oferta es mayor en esa época del año.

5. Te conviertes en un consumidor consciente

Si queremos alimentarnos bien necesitamos conocer qué productos elegimos para nutrir nuestro cuerpo. Saber de dónde vienen, cómo han sido cultivados y si son de temporada es fundamental para cuidar nuestro organismo y el entorno que nos rodea.

La pregunta clave es, ¿eres consciente de lo que contiene y de todo el camino que ha hecho el producto hasta llegar a tus manos?

La velocidad en la que vivimos nos aleja de la alimentación sana, pero si desarrollamos un consumo crítico y reflexivo promovemos la renaturalización de los alimentos, generamos hábitos más saludables y nos reconectamos con nuestro entorno natural.

Conoce algunas opciones para consumir local

Tanto como si quieres llenar tu cesta de la compra con productos canarios de temporada o como si te apetece probar experiencias gastronómicas nuevas, hay varias opciones para ti.

Existen variedad de tiendas especializadas en alimentos ecológicos en todas las islas, así como mercados y puntos de venta directa entre productor y consumidor. Otra manera de adquirir alimentos naturales de procedencia canaria y sin intermediarios es formando parte de un grupo de consumo. Busca la opción que mejor encaje en tu estilo de vida, seguro que encuentras la tuya.

Ir a comer a restaurantes km 0 o ser parte de la red Ecocomedores también son formas indirectas de consumir alimentos de proximidad y fomentar una gastronomía cercana, saludable y consciente con el entorno.

Para más información sobre un sistema alimentario sostenible en Canarias haz clic aquí.